English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Jugar a ser artista es el único modo que tengo de “echar afuera” mi melancolía.


¿Te atreves a curiosear en el ajuar de la abuela?

Rastro, Madrid

9 comentarios:

  1. Un perro tan grande y "fiero" entre algodones, me resultó una imagen chocante.

    El dueño dijo que era bueno y pacífico, pero no me atreví a acercarme más y mucho menos a llamar su atención para que abriera los ojos.

    Esa mañana nadie "se interesó" por lo que había cerca o detrás del guardián.

    Gracias por echarle un ojo a mis fotos.

    Mimaos.

    ResponderEliminar
  2. ·.
    Bueno... mi abuela no tenía perro, ergo me atrevería.
    La foto resulta muy simpática y creo que me atrevería. Ese perro es ya demasiado familiar.
    Me gusta mucho la foto, es otro batiburrillo pero más elegante. La abuela tenía buena posición.
    BPdMyN


    LMA · & · CR

    ResponderEliminar
  3. Hola Tesa.. Aunque tu seas de gatos, yo siento decirte que soy mas de perros, pero te mandare una foto chocante, por si la quieres utilizar, es del Zoo de mi hija, y demuestra que la manada es la manada, y no importa que seas gato, perro, o pato..
    Un abrazo querida, sigue buscando lo "chic" de la vida..

    ResponderEliminar
  4. A riesgo de una dentellada...yo no podría evitar tocar a este perruchi con esa carita...me acercaría súper despacito, eso sí. Pero no salgo del lugar sin tocarlo...Grrrr...yo y los bichos...

    Muuuuuaaaaaa

    ResponderEliminar
  5. Vaya imagen que has captado Tesa!
    A mi me da como si fuera una cabeza de perro, artesanal, asomando desde un mantel.
    Me parece totalmente fuera de lugar.
    Por lo demás, no me asusta el perro como tal.
    Beso

    ResponderEliminar
  6. Lu: pues es un perro de verdad y aunque el dueño de la tienda dijo que era bueno y pacífico, estos perros tienen una mordida importante. Aunque soy muy animalera, pensé que mejor sólo el clic de la foto por si tenía mal despertar.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  7. Bueno, está claro... El tipo monta su tenderete no para vender, sino simplemente para disfrutar haciendolo...

    Es toda una filosofia de vida, por supuesto.

    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
  8. El domeño sobre la fiereza del can. Los rudos también pueden ser tiernos, como este perro en dulce abrigo. Me encanta la armonía de los elementos, y ese color que da la pared, me ensalma, Tesa. Un beso. Carlos

    ResponderEliminar
  9. ¿Y el perro tenía otras dos cabezas bajo el suave manto? Si yo estuviera ahí, no investigaría.

    ResponderEliminar