English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Jugar a ser artista es el único modo que tengo de “echar afuera” mi melancolía.


miércoles

Al asfalto le crecen amapolas cuando llueve

FOTO 32

Siempre imagino que debajo de un paraguas rojo camina un soñador...

15 comentarios:

Tesa Medina dijo...

Empezaba a nevar, aunque no cuajó. Salí al balcón y vi el paraguas que venía flotando entre las sombras del atardecer.

Una foto a tiro único desde el balcón de casa, apenas tuve tiempo para encuadrar.

No me puedo resistir a los paraguas rojos...

Muchas gracias por pasar por aquí y si dejáis un comentario... de lujo.

Mimaos

U-topia dijo...

Estoy casi segura de que aciertas, debajo del paraguas rojo hay alguien que sueña. Por fortuna, tú tienes la cámara preparada para enseñárnoslo.

Un fuerte abrazo!!

llorenç Gimenez dijo...

Hola Tesa.. Eta entrada no la había visto antes..??
Da lo mismo, te diré, no se ven muchos paraguas rojos, sera que son muy llamativos y atraen las fuerzas de la naturaleza.. sera que se relaciona el rojo con el sol y la luz, al igual que el azul a la lluvia..
Yo creo recordar que hace tiempo tuve uno rojo con detalles grises, porque era uno de esos de empresa, y como eran los colores corporativos de la empresa, y veras curiosamente la empresa se llama Gaviota.. como lo ves..!!
Un abrazo..

tecla dijo...

Desde toda la vida me han gustado los paraguas rojos.
Al rojo vivo.
Llevas razón, son como amapolas en medio de la lluvia como si nos avisaran de que la primavera sigue existiendo.
Me gustan los paraguas en general pero en especial los rojos.
Me has puesto contenta.
Siempre lo haces.
Eres ese paraguas rojo al que acaricia la lluvia.
Tan inteligente.
Tan especial.

Molina de Tirso dijo...

Pues te ha quedado genial, con ese rojo restallante entre tanto gris y negro. Supongo que has aumentado el contraste de colores.
Mi primer paraguas fue toda, con mango imitando cañas barnizadas. No sé explicarlo pero parece que lo estoy viendo y todavía me encanta. Lo del rosa no era para ponerme la insignia de niña sino porque les pareció que su reflejo era el más favorecedor. (Tendría 4 o 5 años).
Ahora pienso que el rojo me hubiera puesto aún más sonrosada pero les parecería demasiado chillón, supongo.
¡Ayyy! Me has dejado nostálgica pérdida.

elisa gulminelli dijo...

y viste que si dos personas comparten un paraguas sus pasos se sincronizan?

la MaLquEridA dijo...

Tienes un ojo certero ¡Aplausos!

Existe Sempre Um Lugar dijo...

Bom dia, por baixo do guarda chuva pode ser um mistério, a imagem é linda.
Feliz fim de semana,
AG

ñOCO Le bOLO dijo...


Un paraguas rojo forma parte de mi historia... que algún día se te será contada.
La foto me parece estupenda pero las palabras, casi más. Es poesía ver amapolas en el asfalto. Y sí, es probable que bajo paraguas rojos viajen soñadores . Tal vez la utopía sea también roja.

BPdMyN

· LMA · & · CR ·

Lu dijo...

Se ve romántico, muy romántico el paraguas amapola...y vi lo mismo que Elisa...es decir, me llamaron la atención esos pasos que imaginé de coreografía bajo la lluvia.
¡Ehh! Si Ñoco anuncia pública y misteriosamente (véanse los puntos suspensivos) que el paraguas rojo forma parte de su historia...¡pues deberá contarla públicamente!
Los visitantes de esta casa queremos saber!
¡Me encantó la foto!
Un abrazo

Tesa Medina dijo...

Lu, esa historia del paraguas rojo de Ñoco, la tenemos que conocer, o la cuenta publicamente o insistiré tanto para que me la cuente que no le va a quedar otra...

Seguro que es una historia preciosa y tierna...Porque Noco es muy especial...

Besos,

Ildefonso Robledo dijo...

Es bello imaginar eso... Pero es posible, ay, siento desanimarte, que solo se trata de alguien que quiere llamar la atencion... Todo es posible...Solo uno puede decidir la respuesta...

Un abrazo, y el deseo de unos dias felices

Cabopá dijo...

¡Qué poética esa imagen!
El paraguas rojo, las amapolas sobre el asfalto y, los sueños que no nos falten. Hacen mucha falta...

Besicos, amiga. De vez en cuando todavía vengo por aquí

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Debajo de un paraguas, mirado desde una alta ventana, imagina uno el amor, quizás por aquello de las gotas de lluvia. En to fotografía, bajo el rojo late dos corazones enamorados. Sueñan con llegar pronto a un cuartito rojo, como el del tango, a llover desde su piel las ansiedades y febricencias del deseo y la pasión.. Un abrazo. carlos

Marijose Pérez dijo...

Yo tengo uno rojo y uno verde, depende de la fuerza de la lluvia, el rojo es más resistente
Un abrazo