English French German Spain Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified
Jugar a ser artista es el único modo que tengo de “echar afuera” mi melancolía.


domingo

Un río en la manguera

FOTO 48
 A los 9 años quería ser regadora y llevar a los ríos de viaje en mi manguera.
FOTO 47
Las gotas del riego sueñan con ser lluvia. En el reloj de la Estación es mediodía.
FOTO 46
Entre el agua y el cielo transita mi melancolía.
FOTO 45
Mi alma regadora se estremece cuando los desagües atraen al agua con sus cantos de sirena. Pero comprendo que todos los ríos (viajen como viajen) van a parar al mar.



Ah, por si queréis echarle un ojo a mi blog de Fotomontajes

13 comentarios:

Tesa Medina dijo...

Hola, amigos y bloguers, ¿cómo os va?

Es cierto que cuando comprendí que no podía ser espadachín, quise ser regadora. De ahí debe venir mi atracción por las fotos de charcos, agua en general y agua de riego en particular como estas que os muestro.

Sigo con la intención de reunir en orden descendente esas 99 fotos más 1 "favoritas" rebuscando en mi archivo... o recientes, que me gustan por algo especial...

... y no tienen por que ser espectaculares ni siquiera perfectas técnicamente.

Muchas gracias por seguir parando por aquí. Os voy visitando en breve.

Mimaos, y contadme que os sugiere o lo que queráis. Besos,

Lu dijo...

Ay Tesa! A un día de viajar, luego de ver esta entrada, no puedo menos que parar un minuto, la previa de la partida, y dedicarlo a un breve comentario.
Que texto tan impregnado de magia y ternura. ¡Me encantó!
"A los 9 años quería ser regadora y llevar a los ríos de viaje en mi manguera."
Imagino esa chiquilla...
¿Estarás avanzando en esa novela que sin dudas nos atrapará con historias como la de hoy? ¡Hago votos porque así sea!

Tu blog de fotomontajes y eso "otros yo" tuyos de cine!!!
Un abrazo y que tu semana sea como la imagines.

llorenç Gimenez dijo...

Hola Tesa.. Sabes siempre me han hecho gracia esas películas americanas que salia una boca de riego en la calle y se rompían o las rompían, salia un chorro de agua que los niños aprovechaban para ducharse jugando.. Claro que ahora ya hay centros comerciales que tienen unas fuentes con chorritos que salen del suelo, y los críos aprovechan para hacer lo mismo, aunque no sea lo mismo..
He visitado el Blog de foto-montajes, pero no me dejas ser seguidor.. no seas avariciosa.. Un abrazo..

Óscar Sejas dijo...

Ya se presiente el calorcito con esta foto :-)

El agua siempre es inspiradora, en todas sus vertientes, incluso hoy que medio diluvia sobre la ciudad.

Un abrazo!

elisa gulminelli dijo...

además de las hermosas imágenes que siempre nos regala el agua, viene a mi mente (a mi nariz?) el perfume del agua al mojar la tierra caliente del sol... cómo me gusta!
me gusta regar las plantas y, mucho menos glamoroso, baldear el patio... la satisfacción del trabajo terminado, húmedo y limpio.
besos!

Ildefonso Robledo Casanova dijo...

Ay, los niños y el agua, que feliz conjunción...

Te dejo un enlace a mi nuevo blog, ya que por motivos técnicos me he visto obligado a cambiarlo...

====================================================

http://ildefonsorobledo.blogspot.com.es/

=====================================================

Un abrazo

tecla dijo...

A mi también me resultan mágicos los charcos desde el punto y hora en el que das un pisotón sobre ellos y salen las gotas volando por los aires como si fueran fuegos artificiales pero en agua.
Cuando en otoño las hojas de los árboles que caen sobre ellos descansan tranquilas en su superficie.
O cuando se convierten en espejos en los que se mira la luna.


Quiero seguir soñando, Tesa.
Te cuidado de no perder nunca tu magia.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Ma hiciste recordar el placer de los baños con manguera. Cómo al sentir el chorro del agua en la piel,en el juego de niños (a pesar de los gritos de dla mamá, con el consabida no desperdicien el agua), asumíamos estar en el río, a donde asomábamos en los paseos de olla y guitarras. Ese río o ríos que en tus fotos, se hacían al lecho de la manguera. Cuánta nostalgia en estas fotos de poesía al agua, que se hace lluvia en el chorro...imaginación prueril, de los tiempos de niña, que nunca se van y se han quedado en ese arte tuyo de fotografía e intervención...UN abrazo. Carlos

Esmeralda dijo...

El agua de una manera u otra (casi siempre) es motivo de alegría y de vida ...tu ademas le das un sentido lúdico y soñador

me gusta mucho tu post Tesa

Abraçades

Manuel dijo...

Como me dijiste, aquí, ya mismo encendemos la estufa, por lo que no hay día sin manguerazo.
Me ha encantado como has impregnado de poesía, tus imágenes.
Muy bonita entrada.......Como siempre.
Un beso.

Existe Sempre Um Lugar dijo...

Votos de feliz fim de semana.
AG

MuCha dijo...

recien me levanto y me hamaco en tus imagenes

Juancho Fotografía dijo...

¡Que fotos tan refrescantes! Se agradece con la que está cayendo.